Calendario Minimo
Aparición de la Virgen del Milagro

Aparición de la Virgen del Milagro

El 20 de enero de 1.842 hacia el mediodía se apareció la Inmaculada en la Parroquia de los Mínimos, S. Andrea "delle Fratte" en Roma, al israelita Alfonso Ratisbonne de 27 años, quien se convirtió al catolicismo. A los pocos meses  fue colocada la imagen de la Virgen en el altar donde se apareció y se la venera con el título de Virgen del Milagro.
ORACIÓN
Dios todopoderoso, que en el designio de la salvación, has dispuesto que la Madre de tu Hijo nos acompañe en el camino hacia ti, suscita en los que te buscan un sincero amor a la verdad, para que, escuchando la divina palabra, edifiquemos tu reino de amor y de paz. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.


Innumerables son las intervenciones de María en la historia de la Iglesia. Entre las más insignes, se señala su aparición al hebreo Alfonso Rabisbone y la conversión de éste al catolicismo, el 20 de enero de 1842, en el templo romano de San Andrés delle Fratte, sede Generalicia de la Orden de los Mínimos.
Lo que sucedió en la hora de la gracia, lo describe el mismo Ratisbone:
"Al entrar en la iglesia de San Andrés delle Fratte, andaba distraído sin fijarme en nada concreto. De repente, vi como un velo delante de mí; la iglesia me parecía completamente oscura a excepción de una capilla, donde toda la luz de la iglesia se concentraba. Fijé la vista y vi sobre el altar de la misma, de pie, viva, majestuosa, bellísima, misericordiosa, a la Santísima Virgen María, semejante a la imagen que se ve en la medalla milagrosa de la Inmaculada. Ante tal vista caí de rodillas. Me fijé en sus manos y reconocí en ellas la expresión del perdón y de la misericordia. Comprendí el horrible estado en que me encontraba, la deformidad del pecado y la belleza de la Religión Católica; en una palabra, yo comprendí todo; experimentaba tal cambio que me creía ser otro. Una alegría muy grande brotaba desde el fondo de mi alma. Sentía en mí algo de sagrado y solemne que me indujo a pedir un sacerdote y como pude le revelé lo sucedido de rodillas y con el corazón conmovido. Sólo puedo decir esto: en el momento de la visión celeste, no una sola venda, sino muchas que me tenían envuelto, cayeron inmediatamente de mis ojos. Salía de una tumba, de un abismo de tinieblas y estaba vivo. En el fondo del abismo veía la profunda miseria de la que había sido arrancado por la misericordia infinita. Me estremecía ante la vista de todas mis iniquidades y estaba absorto de admiración y gratitud. Ignoro cómo haya llegado a este conocimiento. Sólo sé una cosa. Que al entrar en la iglesia, todo para mí era oscuridad, y que al salir, todo era luz".

 

 
«noviembre de 2018»
lumamijuvido
2930311234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293012
3456789